Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La ventana distópica. Epílogo

Me cuesta cerrar el ciclo de estos textos “distópicos” que solo pretendían ser un paréntesis en mis divagaciones habituales y centrarse en la extrañeza de lo que hemos vivido estos últimos meses, pero lo extraño parece haber venido para quedarse, o quizá ya estuviese antes entre nosotros, como el virus de marras, inadvertido entre la rutina y el hartazgo, y yo ya no sé si es que ahora no salgo de mi asombro o regreso a él como en un déjà vu en sesión continua. Me refiero a lo extraño de vivir en un país que da la impresión de no querer serlo; de tener unos políticos (los de la oposición, en este caso) que lejos de remangarse y ponerse manos a la obra al servicio de los demás, de la ciudadanía, de todas las personas que por casualidad (casi todas), capricho o necesidad vivimos en España, se dedican a pergeñar obscenos espectáculos de un populismo de telenovela no ya barata sino chunga, muy chunga; lo extraño de ver como en pleno siglo XXI algunas siguen mezclando misas con política mi…

Entradas más recientes

La ventana distópica. Y V

La ventana distópica IV

La ventana distópica III

La ventana distópica II

La ventana distópica

Ficciones desde el interior

Literatura de combate

Del sexo ya hablaremos

Pin, pam, pum

¿Qué fue de la hipocresía?