Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La ventana distópica

Leer en La Opinión A Coruña (19-3-2020) Acecha la primavera a la ciudad desierta. El mar es una presencia sobrecogedora frente al frágil trazado del paseo marítimo sin un alma. Las olas rompen contra las rocas con un fragor acentuado por el silencio novedoso del tráfico casi inexistente a las once de la mañana de un día laboral. Este es el panorama que observo a través de la privilegiada ventana de mi piso de alquiler. De vez en cuando aparece alguien paseando a un perro o demorando su regreso a casa con una bolsa de la compra o con una barra de pan y un periódico bajo el brazo. Las gaviotas, ya de por sí muy confiadas, campan a sus anchas por las aceras y esperan pacientes cerca de los contenedores de basura. Otras aves marinas, cuyos nombres no me atrevería a aventurar sin consultar al ornitólogo y escritor Antonio Sandoval ( Para qué sirven las avesLa Torre...), se animan a acercarse en vuelos muy bajos a la ribera.  A estas horas, debería estar en Molotov, la agencia de comunica…

Entradas más recientes

Ficciones desde el interior

Literatura de combate

Del sexo ya hablaremos

Pin, pam, pum

¿Qué fue de la hipocresía?

Contra las gaitas

Patologías navideñas

La ciudad y los libros

Polisemias fraudulentas

Indigestión de realidad